Servicio de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Te esperamos!!!!

Google+ Followers

Seguidores

24 jun. 2011

Emails, mentiras e Internet


Un bulo (hoax en inglés) es un intento de hacer creer a un grupo de personas que algo falso es real.

El uso de herramientas de comunicación de gran difusión hace que este tipo de noticias falsas tome dimensiones colosales y siga una progresión geométrica de envíos. La finalidad de estos "engaños masivos" puede ser muy diversa, desde el desprestigio de un producto concreto dentro de una guerra comercial a la recogida de datos debido al rastro de los correos electrónicos generados. A menudo, estos falsos bulos están relacionados con la salud, con importantes repercusiones en este sentido y apelan a la responsabilidad y la conciencia del receptor para realizar nuevos reenvios a las personas que preocupan.

Los alimentos no son una excepción y, de vez en cuando, hacen su aparición noticias falsas relacionadas con este tipo de productos que advierten de la presencia de productos dañinos de consumo cotidiano o de engaños por parte de los fabricantes. 

La recomendación no puede ser más clara: contrastar la información recibida bien a través de los organismos oficiales acreditados o de los propios fabricantes mediante el teléfono de información al consumidor.

Resulta muy costoso el esfuerzo técnico, económico y personal generar confianza por parte del consumidor en un producto que puede perderse de forma gratuita y sin aportar prueba alguna a través de la afirmación de una información de origen desconocido. Sembrar la duda es bastante fácil, así como generar preocupación entre los consumidores que pueden llegar a evitar ese producto sin contrastar la información recibida. Y es que se tiende a dar más credibilidad a los bulos sin aval alguno que a la afirmación de técnicos y especialistas en la materia que tardarán mucho tiempo en reestablecer la confianza perdida.

La formación y la información contrastada y avalada por organismos acreditados es la mejor herramienta del consumidor para decidir con criterio. 

Otras noticias falsas relacionadas con los alimentos son evitar un conocido lácteo funcional (probiótico) entre menores por su efecto negativo sobre la salud ya que, de forma presunta, inutilizaría el organismo para generar sus propia flora bacteriana (punto este del todo imposible), o el reciente informe que de manera hipotética demostraría que los imanes de las neveras crean un "campo electromagnético" que altera la composición atómica de los alimentos y los convierte en dañinos para la salud.

Científicos que suscriben el comunicado en el ámbito personal y centros de investigación inexistentes, amenazas contra la salud y petición de reenvios a otras personas son algunas de las características que más se repiten en los hoax, falsos bulos. 

En caso de recibir una misiva de este tipo, debe buscarse siempre información veraz, fiable y de primera mano y, desde luego, no reenviarlo.

Fuente: Eroski Consumer



Archivo del blog