Servicio de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Google+ Followers

Seguidores

Una de extraterrestres

¿Leíste mi novela y te quedaste con más dudas que las que tenías antes de hacerlo? Es que hay temas en los que aclarar termina oscureciendo, diría mi amigo calesitero. Pero vamos por partes, como dicen que debe hacerse cualquier análisis.

Si tus dudas se han incrementado, es un buen comienzo. Significa que no has creído el tosco prólogo con el que intenté disuadirte de tomar esto como mera ficción (lo de "mera" es apenas un convencionalismo con poco sustento). Entonces te has dado cuenta de que el 90% del relato tiene profundas raíces en lo que mis creencias y mis experiencias me han forjado como "la realidad". Y tomo esa base como la verdad, no porque lo sea sino por carecer de algo mejor. Pero así incremento el riesgo de confundirte, cuando una mentira creíble hubiese sido más sencilla para tu digestión y tus nuevas dudas no tendrían razón de ser.

El motivo de mi investigación es el mismo de siempre. Yo quiero saber. ¿Interés científico? ¿Simple curiosidad? Llámalo como gustes pero siempre me anima igual motivo. Investigo, escribo las muchas o pocas conclusiones que haya logrado hallar, y luego las difundo para que pueda seguirme quien quiera hacerlo, para corroborarlas o desecharlas de plano, según sucede a veces, o para tomar algunas con alfileres y extraerles unas gotitas de pensamiento por el camino de la lógica aunque no siempre,

Si creías en las explicaciones bíblicas antes de revisar aquí el Génesis, seguirás creyendo en ellas. Si no te merecían ninguna credibilidad antes, tampoco lo lograrán ahora. Y lo mismo te ocurrirá con los extraterrestres, por ejemplo. Porque esta "verdad" con minúscula no ha venido a revolucionar el pensamiento humano sino solamente a procurarle un par de cosquillas para mantenerlo activo, lo que siempre resulta bueno como recomiendan los neurocientíficos, los maestros y las madres.

¿Aclaré un poquito el asunto? Quizá ahora puedes volver a zambullirte en las un poquito densas aguas del "Otro Génesis posible" y leer o releer ese texto sin sufrir confusiones antiguas ni nuevas. Y créeme, es lo mejor que puedes hacer para llegar sin mayores tropiezos a ser testigo de mi extraño encuentro con un extraterrestre aprovechando la camilla de un hipnotizador amigo. Y el largo sendero que nos llevará hasta allí.

Después no digas que no vivo avisándote.

Daniel Aníbal Galatro
danielgalatro@gmail.com
Ensenada - Buenos Aires - Argentina
Esquel - Chubut - Argentina

https://otrogenesisposible.blogspot.com

Dientileche, el País de los Niños