Servicio de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Te esperamos!!!!

Google+ Followers

Seguidores

25 may. 2013

Limón y jengibre - por Maricruz Tasies

Lo de estar viviendo un duelo me ha hecho pensar en muchas cosas pero también sentir otras.
Por ejemplo, cuando anoche quise tomar un te recurrí, obviamente, a los que tengo en casa que resultan ser los de papá.
Un té de limón con jengibre decidí tomar. Uno de sus preferidos. Al tomar la bolsita entre mis manos me alcanzó su aroma el que inmediatamente me hizo extrañarlo.
No más coloqué la tacita con agua en el microondas y marqué el minuto y diez segundos que necesita para calentarse recordé que había pasado mucho tiempo sin calentar agua de esa forma lo cual hacía varias veces al día para papá.
El recuerdo evocado por ese simple gesto me removió hasta las entrañas. Sentí un profundo dolor que hizo que brotaran lágrimas.
Ese dolor no tiene un origen físico sino emocional pero repercute en el cuerpo. Es parecido al dolor por el pecado que brota del sufrimiento moral y que también tiene repercusiones físicas.
De tan profundo llega y tan intensamente que durante unos segundos da la sensación de que con la pérdida del bien que representa la vida del ser querido, hemos sido arrancados de la tierra de los vivos quedando solos y desamparados anhelando para siempre su presencia y su compañía.
Reflexionando sobre dicho dolor pensé que tiene sentido el que lo suframos ya que nos da una pista de cómo podría ser el infierno, es decir, la absoluta soledad vivida en la certeza de la ausencia del Bien que será para siempre inalcanzable.
La ausencia del bien que es la vida de la persona amada es a la vez ausencia del bien que es Dios mismo lo que deja al descubierto como una llaga nuestra insaciable sed de bondad, verdad y belleza. Nuestra infinita sed y necesidad de Dios.
Lo cual me hace pensar que tiene sentido el sufrimiento de la pérdida de un ser querido ya que nos descubre el mayor bien que es Dios y el que, en su Hijo, no hemos quedado desamparados.
El té de limón con jengibre estaba delicioso pero haberlo tomado bajo la luz de esta certeza me reconfortó lo indecible.

INFOCATOLICA.COM

PIS
---
http://salasdevideoconferenciasolgaydaniel.blogspot.com.ar/

Archivo del blog