Servicio de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Te esperamos!!!!

Google+ Followers

Seguidores

14 jun. 2012

El Arte de Curar naturalmente


Informe Plus
El Arte de Curar naturalmente

Según estadísticas argentinas, un 25% de los fármacos contiene algún principio que deriva de las plantas medicinales. Según la Food and Drug Administration (FDA) en los Estados Unidos el total de fármacos basados directa o indirectamente en productos naturales asciende a un 39%; en categorías como antibacterianos sube a un 78% y en la de anticancerígenos, un 61%.

Ya no es un mito: la posibilidad de tener una medicina más natural es posible de la mano de la Fitomedicina, ciencia estudia, investiga y aplica el uso de las plantas medicinales. Además, es multidisciplinaria: es decir, que intervienen la química, la biología, la antropología, la botánica, la medicina y por supuesto, la producción agropecuaria.

En el mundo hay unas 250 mil especies vegetales de las cuales sólo se conoce el 10% de ellas, considerándose en total, como medicinales, alrededor de 12 mil especies. Por otro lado, y de acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud, (OMS) en 1994, casi el 80% de la población mundial depende de las plantas medicinales para su atención primaria de la salud. Está claro que la falta de investigación en este rubro hace que aún quede por recorrer un largo camino.

En la Argentina no existen estadísticas actualizadas que nos puedan precisar el estado de este mercado fitoterápico. Entre los años 2003 y 2007 se realizó un proyecto de inclusión e investigación de plantas medicinales con el apoyo del Gobierno de Italia. Se logró que la provincia de Misiones fabrique fitomedicamentos para los centros de salud. Dicho proyecto permitió otro avance: quienes proveían la materia prima eran agricultores de la zona y lo más importante es que, por primera vez en la Argentina, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) los aprobó como fitoterápicos con certificado oficial.

El exvicepresidente de la Asociación Argentina de Fitomedicina, Dr. Hugo Golberg, explica que la creciente importancia de la fitomedicina se debe básicamente “a las investigaciones y el adelanto de la Ciencia donde se demuestra como actúa una determinada planta y sus principios activos (moléculas presentes en la misma), así como sus efectos adversos, si los tiene, e interacciones con productos químicos de síntesis u otras plantas y alimentos. Todo esto ha hecho que los profesionales de la salud y los consumidores tengan productos de calidad, eficacia y seguridad”.

El informe resultante del VI Simposio Internacional sobre Manejo Sostenible de Recursos Forestales, que se realizó en la Argentina en 2010, detalla que: “se cree que un 25% de las medicinas actuales contienen algún principio que deriva de las plantas medicinales. El uso de hierbas medicinales, si bien es extensivo en países en desarrollo, también se ha incrementado notablemente a nivel de los países desarrollados. Por ello, distintos organismos a escala local, como mundial han tomado el tema como relevante en relación a las implicaciones que los mismos pueden tener en la salud humana”.

En Europa, se calcula que este mercado representa entre 6 mil y 8 mil millones de dólares anuales. Para ser más precisos, la Food and Drug Administration (FDA) en los Estados Unidos registró que de 1983 a l994, el total de fármacos basados directa o indirectamente en productos naturales ascendió un 39%; en categorías como antibacterianos subió un 78% y en la de anticancerígenos, un 61%.

Descargar informe completo desde aquí

Archivo del blog