Servicio de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Te esperamos!!!!

Google+ Followers

Seguidores

7 jun. 2011

Partículas en el ambiente: características y riesgos


Este apunte intenta poner en tu conocimiento las características de las partículas que en forma habitual o en forma anormal se encuentran en el ambiente. De ese modo comprenderás cuáles son los riesgos y cómo evitarlos.

Las partículas son "cosas" casi siempre invisibles para el ojo humano que se encuentran flotando en el aire. Esas partículas pueden ser lo que mas comúnmente afecte la salud de las personas.

Las partículas pueden existir en cualquier forma, tamaño y pueden ser partículas sólidas o gotas líquidas.

Dividimos a las partículas en dos grupos principales. Estos grupos difieren en formas y tamaños. 
A las más grandes las llamamos PM10 y las más pequeñas les llamamos PM2.5.

Grandes: Las partículas grandes miden entre 2.5 y 10 micrometros (de 25 a 100 veces más delgadas que un cabello humano). Estas partículas son llamadas PM10 (partículas de hasta 10 micrometros en tamaño). Estas partículas causan efectos menos severos para la salud.

Pequeñas: Las partículas pequeñas son menores a 2.5 micrometros (100 veces mas delgadas que un cabello humano) . Estas partículas son conocidas como PM 2.5 .

El tamaño no es la única diferencia. Cada tipo de partículas están hechas de diferente material y provienen de diferentes lugares.

Las partículas que son más livianas permanecen en el aire más tiempo y viajan más lejos. 
Las partículas PM10 (grandes) pueden permanecer en el aire por minutos u horas mientras que las partículas PM2.5 (pequeñas) pueden permanecer en el aire por días o semanas. 
Las partículas PM10 pueden viajar tan poco como cien metros o en ciertos casos tanto como hasta veinte kilómetros. 
Las partículas PM 2.5 pueden viajar más lejos tanto como cientos de kilómetros.

Cuando inhalas respiras aire junto con cualquier partícula que se encuentre en él. 
El aire y las partículas viajan a tu sistema respiratorio (tus pulmones y vías respiratorias). En el camino las partículas se adhieren a las paredes de las vías respiratorias o viajan profundamente a los pulmones.
Cuanto más lejos viajen las partículas el efecto es mas severo.
Las partículas más pequeñas (PM 2.5) son las más peligrosas. Pueden pasar a través de las vías respiratorias más pequeñas. Las partículas más grandes tienen más posibilidades de adherirse a las paredes o pueden quedar atrapadas en los pasajes estrechos de los pulmones.
Para evitar inhalarlas debes respirar por la nariz. El respirar a través de tu boca le permite a las partículas viajar más profundamente en los pulmones.
Si estás inhalándolas mientras haces ejercicio físico las partículas pueden viajar más profundamente. 
La gente de edad avanzada no respira tan profundo, así que las partículas no viajan muy lejos.
Si alguna enfermedad de los pulmones obstruye las vías respiratorias, las partículas tampoco viajan muy lejos.
Inciden además el estado del tiempo (temperatura) y la presencia de otros contaminantes en el aire.

Tus pulmones producen mucosidad para atrapar a las partículas, y existen pelitos que se menean para mover la mucosidad y las partículas fuera del pulmón. Si puedes notar algo en tu garganta esto es mucosidad. La mucosidad sale de las vías respiratorias al toser o al tragar. 
Si las partículas son pequeñas y entran profundamente en los pulmones, células especiales en el pulmón atrapan las partículas y después no pueden ser expulsadas. Esto resulta en enfermedad pulmonar, enfisema o cáncer pulmonar.

Ambas partículas PM10 (grandes) y PM2.5 (pequeñas) pueden causar problemas a la salud, específicamente a la salud respiratoria (la de los pulmones y vías respiratorias). 
Por viajar más profundamente en los pulmones y por estar compuestas de elementos que son más tóxicos (como metales pesados y compuestos orgánicos que causan cáncer) las partículas PM2.5 pueden tener efectos más severos a la salud que las partículas más grandes PM10.

El exponerse a partículas conduce al incremento de uso de medicamentos y más visitas al doctor o a la sala de emergencias. 

Posibles efectos negativos para la salud incluyen los siguientes:
· Producen tos, resuello y dificultad para respirar
· Agravan el asma
· Causan daños al pulmón (incluyendo la disminución de la función del pulmón y enfermedades respiratorias de por vida)
· Provocan muerte prematura en individuos con enfermedades existente del corazón y del pulmón.

Fuente: airinfonow.org

Archivo del blog