Servicio de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Te esperamos!!!!

Google+ Followers

Seguidores

7 jun. 2011

El Ayllu Tulún Tulún (Sgo del Estero): siguen los despojos

Pobladores diaguitas
del Ayllu Tulún Túlun

El Juzgado Civil y Comercial de 5º Nominación, a cargo del Dr. Pedro José Basbús, bajo la carátula “Fisco de la Provincia c/ Abdala Julio Alberto s/ Ejecución Fiscal” ordenó el remate de parte del territorio del Ayllu Tulún Tulún, 400 has., para el día de mañana 1 de junio. Este inmueble, ubicado en la región boscosa de El Alto (caracterizado como Rojo por la Ley de Bosques), habitado ancestralmente por la comunidad indígena del pueblo diaguita cacano, figura en el Registro de la Propiedad a nombre de Julio Abdala, actual Comisionado Municipal de Medellín, departamento Atamisqui y referente local del partido gobernante Frente Cívico.

En la convocatoria de remate Tulún Tulún figura como “Inmueble libre de ocupantes, completamente cubierto de vegetación”, correspondiendo con la parte boscosa del territorio indígena destinada a la caza, pastoreo comunitario, recolección de frutos y plantas medicinales y territorio sagrado donde descansan los antepasados de la comunidad. A este territorio Julio Abdala lo hizo inscribir en Catastro Provincial a su nombre sin abonar nunca los impuestos inmobiliarios (razón por la cual es llevado a remate) ni darle ningún uso ya que siempre estuvo bajo la posesión de la comunidad.

El Ayllu Tulún Tulún se halla dentro de las comunidades del pueblo diaguita cacano cuyo territorio debe ser relevado por la Ley 26.160 que declara la emergencia de las tierras de las comunidades indígenas quedando las mismas protegidas de cualquier medida judicial o acto administrativo que pretenda el desalojo de las comunidades.

Por otra parte, este mismo comisionado del zamorismo, en oportunidad en que otro terrateniente de origen cordobés, Sbiglio, pretendió usurpar el territorio del Ayllu Puncu Atun, habitado por más de 40 familias, se presentó ante la Justicia provincial testificando que el lugar, también, se hallaba “libre de ocupantes”.

---
Increíble. Hay todavía muchos que no han comprendido que estamos en otro tiempo histórico: el de la reparación, el de la devolución de tierras usurpadas a los originarios, el de una justicia que no había llegado en los siglos anteriores. Hay todavía muchos - demasiados - que anteponen sus mezquinos intereses personales a los de un país que debe dar a cada uno lo que le corresponde para tranquilizar su conciencia de Patria y así comenzar un nuevo y mejor camino. N. de la R. 

Archivo del blog