Servicio de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Google+ Followers

Seguidores

Reflexión sobre accidentes en los reactores nucleares de Japón

Cuando intentaron instalar el basurero nuclear de Gastre, una de las consignas de la autoridad internacional que rige en la materia, consistía en elegir una zona no sísmica.

Los radionucleidos debían “descansar” seguros por cientos de miles de año debido a su alta vida activa y alejados de toda forma de vida por su peligrosidad.

De manera que imaginar más de cincuenta reactores nucleares en una zona de alta sismicidad como la de Japón, era y es tan inconcebible como inaceptable para quienes siempre supimos que no se retorna de una catástrofe de la energía de fisión.

Albert Einstein decía al respecto: “Tal como una navaja de afeitar en manos de un niño, los progresos se han vuelto un arma peligrosa. En vez de traernos libertad, la posesión de maravillosos medios de producción, nos trajo preocupaciones y hambre. Pero lo peor que trajo es la creación de medios para destruir la vida humana”.


RENACE
Argentina

No hay comentarios:

Dientileche, el País de los Niños