Servicio de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Te esperamos!!!!

Google+ Followers

Seguidores

27 abr. 2012

A modo de bienvenida


DATOS SOBRE EL AUTOR
(o sea, sobre mí)

Argentino hasta la muerte - nacido en Buenos Aires. Fue allá por septiembre de 1944, mientras por el mundo seguían resonando los cañonazos y bombazos de una guerra tan injustificable como cualquier otra.
En 1961 egresé como Perito Mercantil Nacional del Instituto Peralta Ramos de Mar del Plata, mientras andaba por el décimo año de mis estudios de idioma inglés y el primero de idioma alemán.
Me mudé a La Plata en 1963 para estudiar el Doctorado en Ciencias Bioquímicas en la UNLP, lo que interrumpí por diversos motivos que no vienen al caso cuando ya era 1969. Durante estos tiempos universitarios fui ayudante alumno ad-honorem de Química en el ingreso del 66, ayudante alumno rentado de Introducción a la Química en el 66 y 66 (con tareas docentes, de mantenimiento de trabajos prácticos y de asistente de investigación en mediciones de radiactividad de iones complejos), mientras seguía mis estudios de alemán técnico.
Mientras continuaba estudiando, me contrató la Facultad de Ciencias Médicas para reacondicionar el laboratorio de investigaciones neurobioquímicas utilizado por dos de sus cátedras (1968/69). Al mismo tiempo me entrenaba en el Hospital de Niños Sor María Ludovica en tareas de cromatografía de aminoácidos (1968), y también me contrató el Ministerio de Educación de la Provincia de Buenos Aires para trabajar en detección de metabolitos en orina de oligofrénicos fenilpirúvicos.
Habiendo decidido dejar los estudios universitarios, aproveché la pausa para obtener el título de profesor elemental de inglés en el Instituto New Oxford de La Plata (1970) y el de Programador de Computadoras en Lenguajes Assembler y Cobol en el Instituto Cristal de esa ciudad.
A partir de entonces, la computación electrónica y la docencia en diversas materias fueron mi medio principal de vida. Pero de eso no se trata en este sitio sino de mi actividad literaria, la que comenzó cuando estaba en el cuarto "grado" de la primaria en el IPR y continúa con los naturales altibajos que los escritores solemos tener.
En 1974, por ejemplo, obtuve la segunda mención de honor de la filial platense de la Sociedad Argentina de Escritores con la "Parábola de la tierra negra y de la tierra roja" que pueden encontrar en este blog.
En 1975 obtuve la primera mención de honor de la Dirección de Cultura de la Municipalidad de La Plata con mi obra de teatro infantil "Agitación en casa de Federico", por ahora extraviada quién sabe dónde y que si alguien tiene una copia agradecería que me la enviara.
También en el 75 realicé el primer fascículo de una serie destinada a la enseñanza de la Química ("Instrucciones para construir el universo"), también perdido en algún lugar y que no fue publicado por EUDEBA que iba a hacerlo porque llegó antes el "Comunicado número 1" de la mano de Videla, Massera y Agosti, y uno de los primeros lugares que clausuraron fue esa excelente editorial.
En esa extraña combinación que proponía entre el conocimiento y la literatura, fui colaborador y expositor en 1977 en las Primeras Jornadas de Intercambio de Sistemas de Computación en la Universidad del Salvador, con el obvio tema "La enseñanza de la computación".
Entre 1978 y 1980 participé como colaborador del Centro Cultural Ensenadense, integrado por escritores y artistas plásticos. En ese 1980 comencé a cursar un ciclo de idioma portugués que me ayudó a preparar el viaje a Brasil que realicé poco después.
En 1984 y 1985, e impulsados por mi amigo profesor Roque Graciano, investigamos juntos sobre la aplicación de las computadoras personales en la enseñanza de la gramática castellana, supervisados por Dante Franz, de la cátedra de gramática superior de la UNLP.
En 1986 y con la colaboración de mis entonces socios en una empresa informática Edgar Tambussi y César Hernández, publicamos el libro "LPC - lenguaje de programación en castellano", editado por Ramos Americana de La Plata. Me quedó un solo ejemplar que anda por mi biblioteca como un dinosaurio en un shopping center.
En la década del 90 se metieron fuertemente en mi vida la radio y la televisión. Siempre vi esa actividad como una extensión de mi carrera docente y literaria. Quienes se dedican a esas labores saben bien de qué hablo.

Hay más en mi historia, porque los años no vienen solos. Pero eso lo iré incorporando en próximas actualizaciones. Por ahora, y como diría Ricardo de Charras (un querido amigo), "es lo que hay".
Si alguno de los lectores de estas líneas, porque siempre hay navegantes de internet que se extravían y caen donde menos lo esperaban, recuerda algo para destacar de mi pasado que no sea pecado, haga mal o engorde, que lo acerque en los comentarios o a danielgalatro@gmail.com o vía mi facebook o twitter, esto es, que lo arrime a este fogón sin vergüenza. Será gratificado con un matecito amargo o dulce, si es que conseguimos yerba. 
Un saludo afectuoso desde Esquel y hasta cada momento.

Daniel Aníbal Galatro
30 de abril de 2012



1 comentario:

Daniel Aníbal Galatro dijo...

A Luis Holgado: gracias por el hermoso poema que me hiciste llegar como comentario de esta entrada. Merecía acceder a un blog que se acercara a tu nivel como escritor y como persona, por lo que optamos por publicarlo en:
http://cienalmas.blogspot.com
Un abrazo y gracias otra vez.
Daniel

Archivo del blog