Servicio de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Te esperamos!!!!

Google+ Followers

Seguidores

26 nov. 2011

EL SEXO EN LA TERCERA EDAD

Por: Tola y Maruja
Enviado por Paco desde Alcorcón
(alguien de la cuarta edad, o la quinta, ya no sabemos bien)
Adaptado por Olga y Daniel.
---
— OÍTES TOLA, Que interesante fuel tema que escuché ayer por Radio Nacional sobre la sesualidad en los adultos mayores.
— Y qué dijeron ? Contame.
— Pues que los adultos mayores tenemos derecho a disfrutar nuestra sesualidá.
— Claro, tenemos derecho aunque no tengamos con quién.
— Lo primero que tenemos pa decir es que en la tercera edá se disfruta más 'aquello' si los dos tienen alzhéimer, porque entonces siempre es una nueva esperiencia.
— También es muy importante cambiar la rutina de la cama y hacerlo en lugares distintos, como la silla mecedora. O sitios escitantes, donde se corra peligro de ser pillados, como por ejemplo la sala de espera de la ANSÉS, la fila del Banco Nación, o en la oficina del PAMI.
— O ir a un sitio no convencional, como un motel. Pero acordarse de llevar las credenciales pal descuento de tercera edá.
— Si no se tiene ninguna de estas posibilidades de variar, tan siquiera voltiar el colchón.
— Muy galleta hacerlo bajo las estrellas, pero llevar bufanda.
— Hay que evitar el seso oral, porque se le va a uno el tiempo conversando. Y uno a esta edá sí que tiene anécdotas.
— Durante 'aquello' es bueno decirse palabras obscenas, porque eso aviva la pasión, pero es necesario que tengan puestos los audífonos.
— Evitar los tríos. Acordate Tola esa vez que estuvimos con Los Panchos y nos aburrimos más que un mono en un bonsái.
— Usar juguetes. Los ideales pa la tercera edá son el ludo y el chin-chón.
— Planificar, pa evitar los nietos. O sea, que los nietos no estén dando vueltas por la casa.
— Ambientar la pieza con luz sensual. Poner una lamparita roja, pero de bajo consumo.
— Hacer estritís jugando prendas: los anteojos, el peluquín, el bastón.
— Ojo: no intentar ningún salto, y menos desde el ropero.
— Mucho cuidado con libros como el Kamasutra, que yo casi me desnuco, leyéndolo.
— No parar nunca 'aquello' por un ataque de tos y más bien sacarle provecho.
— Preguntarle constantemente a la pareja cómo se siente, por seguridá. Y tener a mano la pipeta de osígeno.
— Usar afrodisíacos naturales como el total magnesiano, la vitina, la jalea real, que si no hacen efecto al menos alimentan.
— Hacerlo en la mañana muy tempranito porque después nos queda todo el día pa los mandados.
— Los gritos y gemidos son muy estimulantes, pero si no se producen se pueden poner en CD.
— Ojo: no avergonzarse del pañal, pero pa una ocasión tan especial muy bueno que sea de colores llamativos: imitación piel de tigre, de cebra, rojo carmesí.
— Evitar yacuzis, baños turcos, piscinas. O hacerlo con el calzado adecuado: botas de goma.
— Y recordar siempre la ranchera: No hay que llegar primero, pero hay que saber llegar.
— Ole Tola, nos faltó mencionar el punto Ge...riátrico.

Archivo del blog