Servicio de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Te esperamos!!!!

Google+ Followers

Seguidores

9 sept. 2011

La política nacional presionada por la resistencia a la megaminería

Andalgalá heroica
Un ejemplo de lucha


DUROS GOLPES DE LA POLÍTICA NACIONAL AL SON DEL AVANCE DE LA RESISTENCIA AL DEVASTADOR MODELO MEGAMINERO
Conciencia Solidaria
en RazonEs de Ser

Asistimos, en los últimos meses a una arremetida por parte de los poderes nacionales, provinciales y municipales, en pos de soslayar el trabajo diario e incansable de miles de personas, que se donan por la vida y el bien común.

En Mendoza el 24 de agosto y luego de un largo camino, triunfó el rechazo de la comunidad al proyecto minero San Jorge, expresado en el rechazo unánime de la legislatura al informe de impacto ambiental del proyecto. En tanto, en otras provincias como Catamarca, San Juan y La Rioja el poder político avanza en la judicialización y hostigamiento a ciudadanos que se oponen a los mega emprendimientos mineros. Sin embargo continúan las resistencias de asambleas y vecinos.

Durante el último mes, hechos de similares características en distintas provincias argentinas, pusieron en evidencia un proceder del poder político que tiene como principal objetivo cercenar el derecho a la defensa de la vida.

La judicialización a ciudadanos de Andalgalá, privación de la libertad a investigadores de Tinogasta y la UBA, hostigamiento de la policía a los asambleístas de Chamical-La Rioja, y amenazas a una docente de San Juan son los hechos más recientes que dan cuenta de ello. Puede observarse en todos los casos, el abuso del poder político (a través de la Policía o la Justicia) para con los ciudadanos que enarbolan la defensa de los recursos, ya sea a través de denuncias mediáticas, marchas callejeras o investigaciones académicas.

En Catamarca, Sergio Martínez, vecino que participa de la asamblea El Algarrobo, fue notificado recientemente de un sumario en su contra por hechos acontecidos en el departamento Andalgalá el pasado febrero de 2010, intentándose tergiversar de este modo, por parte de la justicia, la realidad de la genuina defensa del territorio y la represión que cayó sobre los vecinos en febrero de 2010. Otra vez el cuento intenta ser contado de otra manera.

También en esa provincia, pero en Tinogasta, la acción vino de parte de la fuerza de seguridad, cuando privaron de la libertad a cuatro integrantes del Proyecto “Relevamiento socio-ambiental-sanitario y educación ambiental para la preservación de los bienes comunes y la salud en Tinogasta" de la Universidad de Buenos Aires. Sucedió el pasado 11 de agosto y entre los detenidos había estudiantes, docentes, investigadores y becarios de la UBA, que también pertenecen al colectivo Desde el Pie. En la plaza principal de la localidad tomaban mate cuando fueron sorprendidos por los policías. Los demoraron tres horas y media para impedir que “arruinaran” el desfile oficial por el aniversario del departamento, según revelaron los propios uniformados.

Lo que sucedió en San Juan en cambio, fue un mensaje mafioso. Ofelia Páez de Sánchez, docente jachallera desocupada que apareció en Telenoche denunciando perjuicios de la minería en ese lugar, fue amenazada con un mensaje anónimo, armado en papel, pegando letra por letra. Lo dejaron por debajo de la puerta de su casa y le arrojaron pintura roja en los vidrios de las ventanas. Páez hizo la denuncia policial y sin mayores respuestas ni actuaciones judiciales de oficios, asegura que hoy vive atemorizada por ella y su familia.

Lo más reciente, similar al contexto catamarqueño, sucedió a propósito del aniversario del departamento riojano Chamical. El pasado 21 de agosto asambleístas de Patquía (departamento cercano donde se realizan exploraciones uraníferas) fueron hostigados y demorados en la comisaría chamicalense. En la dependencia policial revisaron sus pertenencias, y luego les quitaron banderas, pasacalles y folletería contra la minería que pretendían utilizar en el desfile aniversario. El hostigamiento de los uniformados continuó con amenazas de detención, si los asambleístas decidían marchar en el desfile oficial con remeras cuyas inscripciones rechazaban el uranio. También hubo amenazas de igual contenido para aquellos que llevaban carteles con el nombre del gobernador riojano Luis Beder Herrera.

Lamentablemente, en la Provincia estaban preparando, lo que salió a la luz el 30 de agosto, un convenio a través de la empresa EMSE con la empresa canadiense Osisko Mining Corporation, para la explotación del Proyecto Famatina. El convenio otorga derechos de explotación a la totalidad de minerales encontrados. Alega el gobierno que la realización de las tareas de exploración, con opción de producción, en el Proyecto Famatina significarán para la provincia la participación en el 30% de los beneficios de la producción, más el 3% de lo establecido por el Código de Minería de la Nación. Los Famatineses y chileciteños que hace años defienden el Famatina, entregando un amor que el cerro nunca antes había sentido, no se engañan con estas "excelsas promesas".La destrucción será inconmensurable y los riojanos demostraron su rechazo al proyecto con pronta y efectiva organización. El sábado tres y el domingo cuatro de septiembre el pueblo de Famatina se autoconvocó para manifestar su disconformidad y oposición al convenio de exploración del cerro Famatina, dos mil personas se congregaron y caminaron por la vida. Una radio local, sustentada por vecinos autoconvocados realiza 25 horas de transmisión continua. FM El Mirador, recibió llamados de personas de todo el país en defensa del Cerro Famatina.

Resistencia en pie

Pese al avance de las fuerzas políticas en contra de los ciudadanos, la lucha y resistencia del pueblo para defender los recursos naturales y la vida, no claudica.

En el caso del proyecto San Jorge ubicado en Uspallata, Mendoza, la férrea decisión del pueblo tuvo eco en los legisladores que rechazaron por unanimidad la Declaración de Impacto ambiental de San Jorge, proyecto minero que busca extraer cobre y oro. Miles de mendocinos se expresaron y manifestaron desde que se conoció la intención de burlar la ley provincial que prohíbe la utilización de tóxicos para la explotación de metales. Marchas, audiencias públicas y serios reclamos tuvieron su correlato en el rechazo de la legislatura. De esta manera dicho proyecto quedó anulado y para retomarlo la empresa ahora deberá comenzar de cero el proceso para presentar un nuevo estudio de impacto ambiental, como lo dispone la ley N° 7722.

Otro claro ejemplo de resistencia del pueblo, sucede en el propio Andalgalá, departamento catamarqueño donde crecen las judicializaciones de las protestas al ritmo de la concientización y rechazo del pueblo por las megamineras. Allí, por estos días mujeres iniciaron un corte en el acceso a la localidad de Villa Vil, en el camino que conduce al PS2 perteneciente a la Empresa Minera la Alumbrera.

Los medios de comunicación en el medio de la Verdad – La Mentira- La Vida y La Muerte

La temática a la que esta nota hace mención está instalada. Muchas veces señalamos la connivencia político- judicial- empresarial- multimedia. Pero cada tanto aparecen algunas sorpresas que trascienden las insignias de los grupos comunicacionales.

Pudimos ver con escasos días de diferencia, programas sobre megaminería en el canal público y en un canal de noticias. En el canal oficial hubo un debate a fines de julio, se interrogó a la audiencia "si es viable la minería a cielo abierto". Más del 80% de los televidentes votaron en contra de este tipo de actividad. A los pocos días TN presentó una nota a productores de San Juan, por su reclamo por falta de agua en la provincia, que pone en grave riego la producción agrícola. En tanto el gobierno provincial entrega el vital fluido a las empresas de megaminería.

Ante este arco cubierto por una misma verdad, rápidamente el lobby megaminero tomó el guante y resulta evidente su ingerencia en dos notas que aparecieron en los diarios más leídos, Clarín (Los mitos de la minería) y La Nación (La fiebre del oro llega a la Argentina). Notas, que rápidamente fueron contestadas por asambleístas y ambientalistas, expresando repudio a las mentiras vertidas en esas notas sobre el pseudo desarrollo que la actividad generaría para el país por la inyección de divisas. Léase uso de cianuro, dinamita, destrucción y codicia desmedida.

Que la fiebre se nos pase, despertemos del sopor y sigamos defendiendo la vida. Los que nos comprometimos en esta causa sostendremos la verdad hasta el fin. El total rechazo a la megaminería es una cuestión de vida.

Declaramos y exigimos nuestro derecho a vivir en un ambiente sano y sustentable y a la plena vigencia de las libertades para expresarlo y defenderlo.

Archivo del blog