Servicio de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Te esperamos!!!!

Google+ Followers

Seguidores

16 sept. 2011

Cómo ahorrar combustible en tu automóvil


Seis consejos de Eroski Consumer
(Adaptación de la redacción de El Mundo de Olga y Daniel)

Debido a la diversidad de vehículos, los niveles de ahorro serán distintos, pero hay una serie de conceptos básicos que funcionan de forma inexorable para todo tipo de automóviles. Seis claves que ayudarán a reducir el consumo de combustible son:

1 - Conocer el vehículo: al adquirir un coche, conviene realizar la elección en función de las necesidades particulares. Los auomoviles con motor diésel son de media un 10% más caros que los de gasolina, pero pueden generar un ahorro importante en gasto en carburante.

2 - Buscar la gasolinera más barata.

3 - Puesta a punto y mantenimiento. Por ejemplo, ruedas desinfladas al igual que un filtro de aire sucio, aumentan el gasto, además de recortar su duración y afectar a la seguridad. Cargar el vehículo con pesos innecesarios, ya sea en el baúl o en la baca sobre techo, pues lastra el movimiento e incide en la aerodinámica, con el consecuente incremento del consumo. Por cada 100 kilogramos de peso adicional, el automóvil gasta un 5% más de carburante.

4 - Practicar una conducción eficiente: al margen de disminuir el riesgo de accidentes y rebajar ostensiblemente los niveles de contaminación, permite significativo. Estas son algunas medidas que contribuyen a incrementar el ahorro:
-El mero hecho de poner el coche en funcionamiento ya consume energía, pero el motor requiere menos carburante cuando se arranca sin acelerar.
-En el frenado debe aprovecharse la inercia del coche en la marcha adecuada. El empleo del embrague debe limitarse a los momentos en los que el coche comience a calarse.
-Circular con las marchas más largas posibles y mantener el motor a bajas revoluciones, con un ritmo fluido y uniforme o evitar arrancar bruscamente puede ahorrar hasta el 15% del combustible.
-Moderar la velocidad es básico, pasar de 100 a 120 kilómetros por hora aumenta un 44% el consumo de carburante. Subir de 120 a 140 kilómetros por hora implica un aumento de hasta un 20% en el consumo.
Apagar el motor en paradas de más de un minuto supone un ahorro (en punto muerto el consumo aproximado es de medio litro de carburante por hora).
-Utilizar la ventilación del automóvil en lugar del aire acondicionado, ya que un uso descontrolado del mismo aumenta el consumo hasta un 20%.
-Circular con las ventanillas subidas. A más de 100 kilómetros por hora el gasto se eleva un 5%.
-Mantener una distancia de seguridad en carretera que optimice la energía empleada posibilita un ahorro de entre un 10% y un 15%.

5 - Usar tarjetas y cupones de descuento: permiten un ahorro de carburante de entre un 1% y un 5% en cada recarga.

6 - Usos alternativos: conviene optimizar los viajes, buscar compañeros con quienes compartir trayecto y gastos (el denominado "car sharing" es frecuente en las redes sociales), optar por otros medios para viajar -como la bicicleta o los transportes públicos- o, incluso, caminar cuando las distancias sean reducidas.

Archivo del blog