Servicio de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Google+ Followers

Seguidores

Comprensiones de: María Celeste Campos. Esquelense.

Muchas veces sentí cómo existe algo más que lo “malo”, agobiante, rutinario, tenso, etc. Sentí que ese otro algo que viví de niña es real, ese algo era, el ensoñar, el valorar, el añorar, agradecer y jugar. Hoy lo veo como las acciones de alegría, cooperación, comprensión, agradecimiento, amor, proyectos, música, silencio, etc. Comprendo que podemos sintonizar!.


He visto muchas veces que actuamos como robots y que todos pertenecemos a una especie que está determinada, de alguna forma, de igual manera, vi que existe algo que no es la nada y que complementa a eso que se hace por acción, rutina. Podemos rescatar lo bello de vivir, estar y ser. Podemos complementar el movimiento forma, lo mecánico del ser humano y, el no movimiento forma, lo mágico para seguir un camino más ameno. Podemos hermanarlos y trascender a otro espacio.

Comprendí cómo operamos, cómo somos humanos y lo qué debemos atravesar, vivir. Comprendí que la vida es parte y parte, una complementa a la otra y es la que debemos rescatar para seguir. Buscar las experiencias que nos demuestra haber estado amenamente, calidamente, agradecidamente, pacificamente, etc. en una forma en la que no existe lo otro, lo tenso, sufriente, doloroso, etc.

En un tiempo comprendí que estamos en un proceso continuo de evolución y que es bueno visualizarnos internamente, históricamente y proyectadamente.

Es posible conectar con algo más que la forma misma y limitar con aquello que nos saca del sin sentido, nos acerca a la alegría, paz, silencio, agradecimiento y…algo inexplicable!

Es mágico comprender un proceso, trascender en él e intencionar un camino de algo que no es la nada misma, es vida, es lo otro!.
¡Gracias Ángel!
¡Te amamos!

No hay comentarios:

Dientileche, el País de los Niños